Company evolution

¿Por qué y cómo evolucionar?

Publicado hace 5 años por Francisco Mora

Hoy en día gran parte de las compañías se enfrentan a la necesidad de evolucionar, tanto porque el mercado y sus clientes se lo exigen, o porque quieren prepararse para un siguiente paso en su ciclo de vida u otra razón particular que a veces no es tan simple de definir. Quizás esa es una de las primeras dificultades de evolucionar: tener claro el por qué se debe hacer y definir si es realmente necesario hacerlo.

La siguiente dificultad que enfrentan las compañías que quieren evolucionar es decidir por dónde partir. Normalmente se intenta implementar alguna tecnología novedosa, de moda o que simplemente escucharon por ahí y creen que necesitan. Ese es un error común muy similar al que cometemos las personas cuando nos compramos un gadget de moda y no sabemos realmente si lo necesitamos o para qué lo necesitamos. Finalmente nos quedamos con un pisapapeles vanguardista, luminoso, caro e inútil. Aquí la pregunta que las compañías se deben hacer es ¿cómo debo enfrentar mis necesidad de evolución?

Para responder ambas preguntas, la evolución de la compañía se debe enfrentar considerando 5 ámbitos: Negocio, Procesos, Roles, Organización y Tecnología, siendo el primero el centro de todo.

evulucion-negocio

Negocio

Este es el ámbito central en cualquier iniciativa que una compañía debe considerar. Es en este ámbito donde se debe identificar:

  • Quiénes son los clientes y qué necesitan
  • Servicios que se entregan y cómo se entregan
  • Quiénes son la competencia
  • Quiénes son los socios estratégicos

Lo relevante de esta primera parte del análisis es identificar si realmente se necesita evolucionar o no y además en qué manera.

Procesos

Teniendo claro si la compañía debe o no evolucionar, lo siguiente a analizar e identificar son todos los procesos asociados a las funciones que se necesita madurar. El objetivo de esto es optimizar y/o incorporar todos aquellos procesos necesarios para evolucionar la compañía.

Roles

Este ámbito refleja la necesidad de identificar los roles que serán necesarios para ejecutar cada uno de los procesos de la compañía. Cada uno de estos roles debe estar claramente definido, identificando sus responsabilidades, atribuciones y alcance. El objetivo es que todas y cada una de las actividades de la compañía tengan un rol asociado,  no quedando así ninguna actividad sin responsable. Por otro lado, también es muy importante que cada una de las responsabilidades y atribuciones sean asociadas a un solo rol. Esto no significa que se deba tener tantas personas como roles existan, ya que un rol lo pueden tener muchas personas, como también una persona puede tener más de un rol.

Organización

Hasta el momento se han definido los procesos y los roles asociados. Llega el momento de identificar y/o definir la estructura organizacional más adecuada para los nuevos procesos y roles. En este contexto, es importante considerar que no por el solo hecho de hacer cambios en la estructura organizacional se va a lograr el éxito en la implementación de nuevos procesos ni roles, sino que la clave es asegurar que todos los roles que se definieron previamente estén considerados en la organización futura de la compañía. Al final de cuentas, sea cual sea la estructura organizacional, si están bien definidos los roles y responsabilidades de cada uno de los cargos, y además se elimina la redundancia y “zonas grises”, se asegurará que todas las actividades de los procesos de la compañía sea ejecutadas de forma correcta.

Ahora, para definir la organización, es importante considerar que hay varios tipos de estructura organizacional (jerárquica, matricial, por funciones, etc.), y lo relevante es identificar cuál es el tipo, o mix de ellos, más adecuado para la compañía y la evolución que se está buscando. 

Tecnología

Ahora sí es el momento de pensar en tecnología. Acá es muy importante considerar que si la compañía tiene bien definidos sus objetivos, sus procesos, sus roles y su organización, la tecnología será un facilitador. Cualquier compañía que sea capaz de funcionar “en papel” o con “planillas”, pero con definiciones claras de qué y quién debe hacer cada cosa, tiene ya gran parte del éxito asegurado. Luego, tener una herramienta tecnológica simplemente le hará muy eficiente el buen trabajo que ya hace.

Resumiendo, lo que queremos plantear es que la evolución de una compañía no solo debe estar pensada como la compra de una nueva tecnología, sino que como una iniciativa que tiene que partir desde lo más profundo de la compañía: qué es lo que hace, para quién lo hace, cómo lo hace y quiénes lo hacen.

Suscríbase a nuestro Newsletter

Artículos relacionados

I2B sigue creciendo en Colombia

Hace 4 años por admin

Hace unos días dimos un paso gigante para nuestra compañía: Nos cambiamos a una nueva oficina, mucho más amplia, en el centro de Barranquilla, Colombia, lo que demuestra nuestro gran crecimiento este 2014. Como gerente asumió Edwin Vargas, quien regresó a Colombia después de estar siete años en la oficina de Chile. “Vuelvo a Barranquilla […]

Leer más

Gestión de conocimiento y Plan de sucesión

Hace 4 años por Francisco Mora

El conocimiento que poseen las personas de una compañía es el valor más preciado, saber por qué y conocer cómo gestionarlo es de vital importancia para el éxito de una compañía.

Leer más