La Cuarta Revolución Industrial y su impacto sobre la necesidad de digitalización de las empresas

Estamos viviendo tiempos de cambio, de muchos cambios. De tanta cantidad y velocidad que no somos capaces ni de percibirlos en su real magnitud. La mayoría de la gente ni siquiera está consciente de la magnitud de esos cambios, siendo que el impacto de estos va a ser más grande que cualquier otro que hayamos vivido antes. Los expertos hablan de una revolución, de la Cuarta Revolución Industrial.

Esta Cuarta Revolución Industrial está alterando, de manera fundamental, la forma en la que vivimos, trabajamos y nos relacionamos como seres humanos. La razón fundamental es que será, en escala, alcance y complejidad, algo nunca antes visto por la humanidad, lo que nos exigirá una capacidad de adaptación diferente a la que estamos acostumbrados. El problema es que a los seres humanos nos cuesta adaptarnos al cambio, lo que nos significará un gran esfuerzo si no queremos quedarnos en el camino.

La Cuarta Revolución Industrial se está construyendo sobre la Tercera, que fue gatillada por los computadores y la internet. Esta Cuarta Revolución eliminará las barreras que hoy existen entre el mundo físico, digital y biológico, haciendo que sea cada vez más difícil diferenciar el ámbito donde nos movemos, trabajamos y nos relacionamos.

Hoy hay más de 3,2 billones de personas conectadas, lo que corresponde al 56,1% de toda la población global y al 81% de la población en los países desarrollados. Esto, sumado al progreso exponencial que la tecnología ha tenido en las últimas décadas ha hecho que, prácticamente, todo lo que conocíamos sea accesible a través de una conexión a Internet y, por lo tanto, sea más cercano a todas esas personas conectadas. El resultado es bastante interesante: Muchas personas conectadas, medios de pago digitales, mecanismos para consumir productos de una forma diferente, nuevos modelos de negocio, autos conectados, capacidad infinita de procesamiento, etc., etc. Todos estos son ingredientes para una revolución en la forma que hacemos negocios, nos comunicamos, nos entretenemos y en, prácticamente, todo lo que hacemos.


TE PUEDE INTERESAR:

El Impacto de la Inteligencia Artificial (IA) en la Estrategia Comercial

Repensando la educación en la era digital


Al mismo tiempo, estos cambios están haciendo que las empresas se vean empujadas por sus clientes a adoptar todas estas nuevas formas de relacionamiento, interacción y transacción. Hoy ya no es suficiente tener una página web y vender por internet. Hoy se les exige responder rápido a los requerimientos, adaptarse a las necesidades de los clientes y mejorar la experiencia de relacionarse con ellas. Demandas que requieren cambiar la forma de enfrentar el problema de manera fundamental.

Transformación Digital: La fórmula para enfrentar estos desafíos.

Siempre me ha llamado mucho la atención la forma en la cual la mayoría del mercado está enfrentado el desafío. Hoy todos hablan de transformación digital, hasta las empresas de impresoras, como si la fórmula pasara por conectar más dispositivos o hacer más aplicaciones. Otros, en cambio, están enfrentado el problema de una manera más holística, analizando y entendiendo la magnitud del desafío, la fuente de los cambios, la forma en la cual se va a reescribir el futuro, y con eso en mente, diseñan un proceso que los empujará a transformar su organización, para así poder adaptarse a los cambios anteriormente mencionados.

Nuestra mente está mejor adaptada para absorber cambios lineales y no exponenciales. La tecnología nos está poniendo desafíos exponenciales, lo que implica que debemos buscar una forma de cambiar, como personas, para así poder cambiar a las empresas. Todo esto sugiere que la respuesta al desafío viene mucho más por el lado de la Cultura y Organización que por el lado tecnológico de una empresa. Debemos entender la tecnología de una manera diferente, a saber cuándo y por qué debemos usarla, a aprender cómo evaluar su impacto sobre el desempeño de la organización y a tener claro el esfuerzo que va a significar hacer el cambio. Desafíos que no se resuelven instalando impresoras más modernas, contratando ERP’s en la nube o haciendo más y mejores aplicaciones móviles.

A mi juicio, la forma correcta de enfrentar el desafío es identificando nuestro grado de madurez y armando un plan “ejecutable” que nos ayude a mover las variables relevantes al siguiente nivel. Sin tantas ambiciones ni una actitud prepotente, sino más bien siendo honestos en lo que somos capaces de hacer y realistas en el plan para lograr los cambios.  En otras palabras, sabiendo dónde estoy, entendiendo mis capacidades y definiendo claramente dónde puedo llegar con esos skills que tengo disponibles como organización.

El modelo de I2B

En I2B nos hemos especializado en apoyar a las empresas en este proceso de cambio utilizando la data y la Inteligencia Artificial como base para definir las acciones futuras. Nuestro foco está en entender la realidad de nuestros clientes para así poder trazar un camino de Transformación hacia el siguiente nivel en la escala de madurez, tal y como un ser humano que no puede pasar de niño a adulto sin antes haber sido púber y adolescente. Porque las empresas se componen de personas que se enfrentan a los cambios de una forma lineal y que requieren de ciertas palancas para poder moverse a estados de madurez diferentes.

A lo anterior sumamos 19 años de experiencia haciendo negocios tecnológicos, lo que nos ayuda a aprovechar las oportunidades que esta Cuarta Revolución Industrial nos está presentando a todos, sin desviarnos de lo que realmente importa.

Si te interesa saber más de nuestra experiencia y metodología ponte en contacto con nosotros y conversemos de nuestra visión y experiencia para ayudarte a conseguir la tan ansiada Transformación Digital de la que todos hablan, pero que pocos pueden decir que están en camino a lograrla.